Noticias

CHILE, PAÍS DE SUSTENTABILIDAD FORESTAL

La sustentabilidad en el uso de los recursos naturales surgió del sector forestal, un concepto propuesto por el alemán Hans Von Carlowitz como respuesta a la escasez de madera en el siglo XVIII. De acuerdo con José Graziano da Silva, Director General de la FAO, “una de las contribuciones más destacadas del sector forestal al conocimiento humano, es el concepto de sustentabilidad”.

La necesidad de incorporar la sustentabilidad en el sector productivo se ha expandido por el mundo debido a la preocupación por el crecimiento demográfico y su consecuente desgaste de los recursos naturales, además del calentamiento global. Como los bosques renuevan el aire de la tierra, dan trabajo a millones de personas, proveen materia prima para innumerables productos y son el hábitat más rico de biodiversidad, es imperativo mantener sus múltiples funciones en el tiempo.

Surgen así en los ‘90 las normas de certificación de sustentabilidad en el manejo del bosque. De acuerdo con la ONU, en el mundo existen más de 50 programas de certificación forestal, muchos de los cuales son reconocidos por dos sellos de carácter global: PEFC y FSC.

La certificación forestal persigue tres principios, que al darse de forma inseparable conforman el manejo sustentable, esto es productividad del bosque, en armonía con el medio ambiente y con responsabilidad social. Las normas creadas para que dichos principios se cumplan, se basan en una detallada lista de criterios e indicadores, creados por el consenso de expertos y validados mediante consultas públicas.

La certificación de Manejo Forestal Sustentable se desarrolla partiendo con un enfoque en el uso adecuado del bosque, estableciendo en las empresas forestales una cultura de gestión estandarizada, que exige acciones concretas y verificables del cuidado al medio ambiente y su responsabilidad social, tanto con los trabajadores como con las comunidades vecinas. Luego, la certificación se expande a la industria de productos cuya materia prima proviene del bosque en lo que se conoce como Cadena de Custodia.

Hoy día, la sustentabilidad forestal es política pública en Estados Unidos y la Comunidad Europea, en donde el comercio de productos madereros exige una suerte de “pasaporte comercial”, que es el certificado reconocido por uno de los sellos globales mencionados. Esto porque un producto certificado garantiza que ha sido elaborado bajo estrictos requisitos ambientales y sociales, y con el compromiso de muchas personas para proteger los bosques del mundo y su biodiversidad.

A nivel mundial, el 30% de los bosques productivos están certificados.  Chile ha sido pionero en esta materia, comenzando hace poco más de 14 años y a la fecha registra sobre 65% de las plantaciones forestales certificadas entre ambos sellos, las que proveen más del 60% de los trozos industriales del país. Como iniciativa nacional, el Instituto Forestal y la Fundación Chile, con cofinanciamiento CORFO, dieron vida en 2002 al Sistema Chileno de Certificación de Manejo Forestal Sustentable (CERTFOR), el que obtuvo en 2004 el reconocimiento de PEFC Internacional, haciendo de Chile el primer país no europeo en lograrlo. Posteriormente, PEFC reconoció los sistemas de EEUU, Canadá y Australia, y en la región nos siguieron Brasil, Uruguay y, recientemente, Argentina.

Hoy CERTFOR registra 1,9 millones de ha certificadas en Chile, lo que representa el 54% de la superficie certificada PEFC en Sudamérica. Esta cifra incluye 600 mil ha de bosques nativos y áreas de protección que aportan a la conservación de la biodiversidad.

En resumen, tenemos una iniciativa vigente, con identidad nacional, reconocida internacionalmente, con 12 años de experiencia en promover una mejor gestión de los bosques y su industria derivada. Este compromiso se refleja en el esfuerzo de las empresas y trabajadores forestales por hacer de Chile un país de sustentabilidad forestal.

André Laroze, Secretario Ejecutivo de CertforChile
PhD en Recursos Forestales.


Publicado en: CORMA, Diario El Maule