Certificación Forestal

Definición y Relevancia Global

Hacia los años 90 el crecimiento poblacional en el mundo generaba un considerable incremento en el consumo de productos y como consecuencia aumentaba la producción industrial en masa, pero a su vez la preocupación por la conservación y protección de los recursos naturales y la integridad de las personas.
 

Como consecuencia de lo anterior, se crean mecanismos de control bajo tres aspectos fundamentales: Ambiental, Social y Económico, términos reunidos en el concepto de SUSTENTABILIDAD, lo que significa seguir por la senda del desarrollo económico pero con el compromiso de reducir el impacto negativo al medio ambiente y la sociedad.
 


 

Esto da paso a que en el sector nacieran los Sistemas de Certificación de Manejo Forestal Sustentable, que de manera particular buscan promover el desarrollo de la industria forestal, contrarestando, con normas de gestión estructurales, la tala ilegal e irracional de los bosques, y a su vez, exigen a las empresas mecanismos efectivos y procesos demostrables de protección de los servicios ambientales que genera el bosque; que promuevan el respeto y mejores relaciones con las comunidades que conviven con los predios forestales; y que impulsen condiciones y desarrollo laboral de calidad para sus trabajadores.


Así mismo, el compromiso trasciende a las industrias derivadas en las que se tranza y se procesa la materia prima proveniente del bosque, extendiendo a lo largo de la cadena productiva el compromiso de sustentabilidad, hasta llevar al consumidor final productos certificados, que garanticen que fueron elaborados de forma sustentable, identificados, por ejemplo, con el sello PEFC.
 

La certificación forestal sustentable promueve dos tipos de estándares:
 

• Estándar de Manejo Forestal Sustentable que aplica para propietarios de bosque.
 

• Estándar de Cadena de Custodia que aplica a todas las empresas que transforman la materia prima proveniente del bosque para elaborar distintos tipos de productos.